El padre de los deportes ؟

Hoy me desperté con un dolor en el cuello, a pesar de todo esto no sé si tengo sueño o pereza, creo que soy el único humano que sigue estando en modo bebe ¡duermo demasiado!; salgo a las 07h00 de la casa a clases y regreso después de unas 5 horas, al estar dentro busco a mi deidad , la única que hace que mi mente este relajada y mi cuerpo se sienta en el paraíso, hace que los deseos se vuelvan realidad sin importar lo que fuera, ¡la domadora de mis sueños!, ¡la cama!.

Según mi conciencia y mi cuerpo solo vamos a descansar unos quince minutos nada más; luego me levanto del colchón y veo la hora, han pasado unas 6 horas, lo único que recuerdo es haberme dicho que solo íbamos a recostarnos un rato, no se, en qué momento fui al colchón y caí dormido, este cuerpo hace todo automáticamente sin que me dé cuenta; he hecho algunas tareas, he visto una película a medias de las cual no recuerdo el nombre, han pasado las suficientes horas, son las 22h00 aproximadamente, para que el sueño se apodere de mi otra vez, quedo dormido nuevamente.

Estoy en un mundo diferente no lo puedo describir pero les diré que hago en aquel lugar; soy el príncipe azul, me dirijo al castillo a luchar con dragones y un centenar de soldados solo para salvar a mi amada, la princesa; que romántico dirán, ¡que risa! espero no se lo hayan creído, en realidad esto es lo que pasa, estoy al filo del último piso de un edificio listo para saltar, (con un paracaídas en mi espalda claro está), comienzo mi descenso, estoy ¡emocionado, exaltado, mi adrenalina al cien! y ¡bumm! mi cara contra la baldosa del cuarto, ¿Qué paso? No estaba haciendo paracaidismo, porqué tengo la cara contra el piso; recuperándome un poco de la caída tan valerosa que tuve, me doy cuenta que solo era un sueño, el edificio era la cama, el paracaídas en mi espalda la cobija enredada en todo mi cuerpo –por esa razón caí con toda la nariz directo al piso–, el final en los dos casos es el suelo, solo que en el uno no disfrutamos de un buen aterrizaje y en el otro aterrizamos con la cara.

Los que no creían en la posibilidad de lesionarse durmiendo aquí están las pruebas y si te resistes a creer lee nuevamente el párrafo anterior; ustedes pensaran que cuerpo para más patoso tienes, les doy la razón, porque quién se lesiona durmiendo (ni siquiera puedo decir que es por viejo) razón por la cual el modo bebe tiene la culpa, por hacerme dormir demasiado, parte de la culpa la comparte el modo realidad virtual por hacerme mover demasiado al dormir; aun no puedo decir si es modo realidad virtual o realidad aumenta, ya que la mayoría de las cosas del sueño si fueron algo reales como por ejemplo la caída, el edificio ¡bueno! La cama entre otras cosas, ustedes decidirán cuál de las dos es; por esas razones pienso que el deporte más peligroso es dormir. A todos esas almas desorientadas que van por el mundo sin que nadie les crea que dormir es un deporte peligroso y que debe estar mínimo en los juegos olímpicos, los comprendo yo apoyo a la causa.

Esto fue todo chicos y chicas, le gusto ¡sí! Sabía que les iba a gustar, un momento les quiero decir algo si alguna vez te ocurre lo mismo te recomiendo que seas bien gordito así tendrás airbag para que te proteja de la caída, siempre y cuando caigas de frente, porque quien tiene una panza en la espalda, ustedes entienden; ya saben síganme y compartan para que esta historia, basada en hechos reales, llegue a más personas generando más conciencia sobre el deporte evitando alguna lesión o desgracia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s