Río, Vilcambamba

Este fin de semana nos fuimos a Vilcabamba, mi hermano pequeño quería ir al río que hay ahí, luego de almorzar nos decidimos a ir, al llegar primero compramos conos de helado, luego dimos par de vueltas por el parque hasta que acabamos con el helado, al terminar entramos al carro para ir hacia el río, llegamos, lo primero que se te viene a la mente es entrar sin pensar en nada, aunque ya pensaste en entrar, pero al acercarte a la orilla del río sientes un frío y eso que estas con toda la ropa encima, pero luego te animas a entrar, primero metes un pie para sentir que tan frío esta pero solamente con hacer eso sientes que te estas congelando, luego sumerges el otro pie que al parecer ya no siente frío aunque no haya topado el agua antes, vas combinado lentamente, hay una sensación  que te va a pasar algo, que alguien te va a mojar o que tú con tu torpeza te vas a caer al pisar una piedra, caer al agua sin poder hacer nada, sigues caminando lo más lento que puedes, ni una tortuga podría hacerlo, mientras más te sumerges en el agua sientes que te estas muriendo o algo por el estilo, estas tan tieso que no haces otro movimiento que no sea avanzar o temblar; ya tienes la mitad del cuerpo dentro del agua y no quieres seguir avanzando, comienzas a pensar en abandonar la misión salirte y ponerte la ropa e ir a la casa lo más rápido posible y acostarte como en un sueño irreal, pero dices ,no, sigues adelante pero llega un momento entre la abdomen bajo y el comienzo de las costillas en donde ya no es factible caminar si no que tienes que arriesgarte a hundirte lo más velos dentro del agua, lo piensas un sin número de veces pero al final lo intestas; ya dentro del agua con los ojos cerrados, con un único pensamiento salirte de ahí, sacas la cabeza del agua sientes un alivio pero enseguida un frío que llega hasta los huesos y vas saliendo a paso normal hasta que el agua te llega hasta las rodillas; lo vuelves a hacer te lanzas al agua con más confianza tu cuerpo ya se acostumbra al agua, y haces eso y comienzas a disfrutar del ambiente a nadar rodeado de la naturaleza y gente bulliciosa claro, pero todo esto es más satisfactorio aun cuando todavía sientes frío.

Luego de estar aproximadamente unas tres horas en el agua, ya te enseñas piensas que eres parte del agua y que si sales vas a dejar parte de tu vida ahí, nos cambiamos todos y vamos de nuevo al auto para comenzar nuevamente el recorrido a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s